IKEA como Estilo de Vida

La empresa sueca se ha convertido sin duda en referente como Estilo de Vida. IKEA se ha adentrado en nuestras casas para intentar convencernos de su propia forma de pensar, de organizarnos, de vivir… y lo ha conseguido. Con creces. ¿Pero por qué digo “Estilo de Vida”?

Según explica la marca, buscan “crear un mejor día a día para la mayoría de las personas” y se acercan a nosotros “(…) con la intención de mejorar los hogares” nuestros hogares… Pues muy bien, Objetivo conseguido.

Los datos lo confirman y en su web nos lo enseñan, su crecimiento anual es espectacular y no es para menos. Además, han creado tendencia (al menos) en los hogares españoles. Antiguamente, cuando el diseño no preocupaba esencialmente, lo que realmente primaba era amortizar el mueble, ¡De buena madera! Un mueble que costaba “un quintal” para que durase toda la vida.  Los típicos muebles “juveniles” de melamina con colores azulones y blanco roto alternados o espejos, que comprabas por una pasta en la tienda de abajo. O ¿Quién no ha escuchado alguna vez que “tal mueble” era de su tatarabuela, y ha pertenecido durante años en la unidad familiar? Parece ser un ejemplo típico de aquello que quedó atrás… Y gracias a dios.

Ahora, resulta que este concepto ya no es válido en la mentalidad actual, y el que recele se engaña. Preferimos invertir el dinero en otro tipo de cosas, y nos gusta lo dinámico, que sea alegre, que nos inspire y nos haga felices. La idea del mueble nórdico nos evoca la tranquilidad, autoestima. Está genial “tal mueble” que heredamos de la abuela de madera de roble que pesa más que la sala entera; pero lo hemos restaurado y con un poco de color ahora está genial. Qué mas da que tenga 80 años. Y hasta ahí. ¿No es así? ¿A quién no le gusta estrenar cosas? Pues esto nos ha ofrecido IKEA desde hace 12 años; y encima a unos precios a prueba de crisis, que para qué mentirnos. Son increíbles.

Se escuchan comentarios de todo tipo, desde que no son de calidad, que se rompen, que lo barato sale caro, que destruye empresas alrededor… Pero ¿cuántos nuevos crea? ¿Y si resulta que no queremos que los muebles duren para toda la vida? Puede ser entonces, que nos demos cuenta de que estamos en una sociedad cambiante, y a la gente de ahora le gusta renovarse. Resulta que nos encanta tener viviendas únicas no definidas por un catálogo de la fábrica tal proporcionada por la tienda de abajo… No queremos hipotecarnos por unos muebles que en 5 años nos han aburrido. Y es así, el que recele se engaña.

Y es que el catálogo nos ofrece lo que nos enseña…y mucho más. Resulta que están modulados para que nosotros lo hagamos a nuestro gusto, los combinemos, los mezclemos o los “tuneemos”. Sí, sí, modificarlos a nuestro gusto, así que; donde había una puerta ponemos vidrio, y donde había hueco pues lo pintamos. Es fácil fomentar nuestra creatividad dándole otra vuelta al asunto, resulta que si giramos el mueble y lo colgamos, todo cambia. Y ahí el mueble tradicional vuelve a perder.

Es así, IKEA nos lo pone en bandeja. Buscamos en la web a ver qué nos ofrecen, o nos damos una vueltilla (que encima resulta hasta entretenido) y nos dejamos absorber por las comodidades que nos ofrecen. Se convierte en una auténtica experiencia: desayunamos, nos damos una vuelta eligiendo (si no hemos hecho los deberes en casa); comemos en el restaurante, y a la tarde cogemos los accesorios y los paquetes, para finalmente mientras esperamos a coger los paquetes, merendamos…Y a casa. Y es que atrás han quedado esos almacenes de muebles en los que un empleado aburrido nos seguía por detrás intentando convencernos de comprar algo. Resulta que el “hágalo usted mismo” funciona a la perfección.

Porque nos gusta ir, medir lo que necesitemos y comprarlo cuando queramos. Sin pedir préstamos por unos muebles, que mañana igual no nos gustan. Resulta obvio, visto lo visto ya no queremos más ataduras y se premia lo que nos inspire. Poder cambiar el aspecto de nuestra casa con una mano de pintura, o cambiando la configuración de la misma sin parecer que ya no pega nada.

Como dice su slogan y como todo en la vida: “Algo bueno se despierta”

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s